El mes de enero tiene un atractivo especial para los pueblos de la provincia de Toledo, ya que en muchos de ellos se celebran algunas de sus fiestas más arraigadas y singulares, así como las de su patrón.